Su primera visita? Llámenos

+8-863-0808

12 Dic

Definición de riesgo

Este daño involucra pérdida de materiales, equipos y mercancías, pérdidas de documentos importantes, fuga de información, daños a los edificios y otras áreas, daños a la integridad física de las personas que se encuentran en la instalación, daños a los sistemas de energía eléctrica y suministro de agua, fractura o rotura en las tuberías de gases, alteraciones en los sistemas de alarmas y otros dispositivos de protección, etc.

En atención a su origen o a su procedencia los RIESGOS se pueden clasificar en NATURALES y ARTIFICIALES.

1. RIESGOS NATURALES

Son condiciones que al materializarse ponen en peligro a la seguridad que se aspira lograr en una instalación. Este peligro se extiende hacia las personas que se encuentran en dicha instalación, los bienes, objetos, materiales y equipos; causando daños y pérdidas como consecuencia de los efectos originados por la acción de elementos o fenómenos naturales tales como: INUNDACIONES, TERREMOTOS, SISMOS, HURACANES, MAREMOTOS, CONDICIONES EXTREMAS DE FRÍO O CALOR, etc.

Por ser fenómenos naturales generalmente este tipo de riesgo escapa del control efectivo del ser humano. Difícilmente se puede eliminar la posibilidad de su ocurrencia; sin embargo, se pueden adoptar y aplicar ciertas medidas de protección para minimizar sus efectos, evitando así que los daños sean mayores.

- Una INUNDACIÓN puede producir daños a los bienes o propiedades de la instalación; destrucción de las barreras perimétricas y cortos circuitos en los dispositivos de alarmas entre otros daños. La construcción de muros de contención ayudan favorablemente en la disminución de los daños.

- TORMENTAS acompañadas de fuertes vientos y lluvias intensas pueden causar cortocircuitos en los dispositivos de alarmas, limitada visibilidad e interferencia o incomodidad por activación de algunas alarmas sin control.

- Los TERREMOTOS pueden causar alteraciones en las alarmas, crear situaciones de pánico, producir incendios con fracturas o roturas de las tuberías de gases, fracturas y derrumbes de edificios y otras construcciones.

- Las CONDICIONES EXTREMAS DE FRÍO O CALOR originados por cambios bruscos de la temperatura pueden ocasionar daños en algunos materiales y equipos representando pérdidas en la organización. Pueden también afectar algunos equipos de comunicaciones, alteraciones en algunos sensores de alarmas, etc.

Para atender estas situaciones de riesgos naturales es conveniente hacer una evaluación efectiva en lo que a posibilidades de ocurrencia se refiere y como resultado de la misma elaborar los planes correspondientes que permitan atender situaciones de emergencia ante la presencia de uno de los fenómenos naturales antes mencionados.

2. RIESGOS ARTIFICIALES

Son actos que al materializarse ponen en peligro a la seguridad que se aspira lograr en una instalación. Este peligro se extiende hacia las personas que se encuentran en dicha instalación, los bienes, objetos, materiales y equipos; causando daños y pérdidas como consecuencia de los efectos originados por la ACCIÓN DIRECTA O INDIRECTA DEL HOMBRE, tales como: ROBO, SABOTAJE, ESPIONAJE, ATAQUES A LA INSTALACIÓN, DISTURBIOS CIVILES, ACTOS TERRORISTAS, ACCIONES SUBVERSIVAS, etc.

Para atender estas situaciones de riesgos materializadas por el hombre es necesario planificar, diseñar y ejecutar medidas de protección física de instalaciones, tanto activas como pasivas, acompañadas de una serie de tareas y actividades que permitan disminuir al máximo las posibilidades de materialización de estos riesgos.